…estas…

junio 8, 2007 at 3:30 pm (...sobre el amor y otras cuestiones...)

Entre canciones, estas, entre palabras, estas, entre poesías, frases nuevas y viejos tópicos, estas. Entre el impulso que mueve la pluma hasta el punto y final de cualquier texto, estas.

Estas, estas, habitas, moras, vives, duermes, lloras, sonríes y de cuando en cuando gritas.

Entre pequeña criatura y ahora que la adolescencia es un septiembre lejano, entre el calor de mi amor que vine del norte buscando y darme con un canto en los dientes nada más conocerte y a chincharse los demás…estas.

Estas entre Benedetti y Robin Williams, entre Buda y la niña de schreck, estas en todas partes, anoche, estabas en mi sueño, y antes y después de el.

Siempre has estado, aún cuando no estabas, ya estabas, siempre ahí, antes, cuando no conocía la envoltura de mi destino, estabas como sueño y como recompensa, ahora, estas como sueño y realidad bailando los acordes de la música del camino naranja que estamos creando. Mañana no se si estarás pero aunque no estés, estarás.

 

Entre lo bueno y lo mejor, el carmín y las ojeras, las horas de espera, entre pito y Valdemoro, Alcorcón y Bajamar, entre el cielo y la tierra…estas

Entre la cirrosis y la sobredosis, tontxu, ismael y fito, entre nuestros besos como ritos, entre los fritos y las pizzas, la plata y argentinos, entre varios destinos…estas.

 

Luz siempre encendida, Luna eclipsada, roída, amiga amante precisa quizá más que las risas, siempre menos que las prisas. Alisas mi vida trocito de tiza para escribir nuestros nombres en el asfalto, rodearlos con un corazón y una flecha clavada, ladrona de almohadas, entre mis ojos estas.

 

Carnaval de todo un año, niña loca con la melena en un paño, monedita de papá, colonia con la que me excito, la única amiga del chinito, que te prepara un jersey.

 

Fisco chico tan enorme, medicina para mi desorden, camino, zapatos y tierra, paisaje, bastón y guerra.

 

Entre canciones estas, entre palabras, entre el impulso que mueve la pluma hasta el punto y final de cualquier texto, estas.

 

Aprovecho, quien sabe, cuando te marcharas, mientras tanto, que bien que estas

Anuncios

3 comentarios

  1. alicia said,

    Parece que, a veces, las personas a las que más deseamos, de cualquier modo, son aquellas que permanecen aunque hayan pasado mil años. Esas son las personas que de verdad han influido en tu vida, han marcado un antes y después..esas, que aunque no ESTÁN del todo y si ESTÁN siempre parecen como ráfagas que se las lleva el viento….esas siempre ESTARÁN.

    un abrazo, alicia

  2. morgana said,

    Un día de estos moriré de tristeza
    y hallarán mis huesos
    a la deriva en un mar de lágrimas.

  3. . said,

    debajo de la cama entre los zapatos de payaso, algún peluche extraviado, la mantita de linus, un rayito de sol, los cromos de david el gnomo, unas caricias de ismael en el oído, un libro de benedetti, cuatro motas de recuerdos, un lapiz y un papel, estoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: