…Girar…

noviembre 20, 2007 at 12:47 pm (...Relatos...)

…y el mundo se paró…

 

Al principio la gente solo notó una leve sacudida, los que dormían pensaron, entre sueños, que alguien pretendía despertarlos, y como hacemos todos mientras soñamos, nos giramos buscando el lado fresco de la almohada, los que estaban despiertos se miraron unos a otros buscando complicidad; “¿me ha pasado a mi solo?, ¿tan solo lo noté yo?”, se tranquilizaron pensando que serían gases, o cualquier otra banalidad.

Pero el hecho es que el mundo se paró, dejó de girar, siglos más tarde todavía se discutiría si la tierra se cansó de dar vueltas o si la inercia no es infinita, se formaron partidarios de la voluntad de la madre tierra, como se autoproclamaron, y partidarios de la física, buscando respuestas lógicas debajo de las piedras e intentando justificar la aseveración que todos aprendimos en los libros, esa que rezaba que si la tierra parara en seco, saldríamos despedidos al espacio, ya que nos movíamos por el Universo a una velocidad de nosecuantos metros por segundo…, pero eso fue siglos más tarde, hoy, la Tierra se había parado, había resoplado y nos había dejado a unos en una noche infinita, a otros en un día eterno, y a otros muchos en amaneceres, atardeceres y demás. La consternación y el caos, como siempre, los primeros en aparecer, las respuestas, como siempre también, las últimas. Nadie sabía nada, en estos casos suele ser así, ¿dónde está dios?, ¿no se ha dado cuenta o ha sido Él el que ha frenado nuestro girar con su dedo todo poderoso?, algunos viajaban de un lugar a otro para tener la sensación de que el día todavía tenía los mismos parámetros con los que habían crecido. Otros se resignaban a una vida a oscuras, o a una vida de sol a sol.

Pasaron los siglos, hasta que se dio la circunstancia como la realidad a seguir, ahora los libros de historia contaban como vivieron nuestros antepasados, inmersos en un cambio constante de temperatura, estaciones y colores en el cielo. Los cambios en el planeta habían sido demasiados como para exponerlos hoy aquí, y demasiado técnicos como para que yo pueda entenderlos. Lo único que me fascina de esta historia, a parte de la idea de que un día, la Tierra, por desgana o por hastío, dejara su perpetua rotación, fué la aparición de aquel hombre, o de aquella mujer, los datos no son concretos, que sin mediar explicación con nadie, empezó a correr sin moverse del sitio, solo movía las piernas, corría, pero sin avanzar, corría en su metro cuadrado sin parar, el tiempo en estos días estaba más difuso y solo se podía medir con relojes y demás inventos, no había pistas en el cambio de las sombras, así que el tiempo que pasó corriendo sin destino, estaba difuso. Pero fue mucho, al principio, nadie lo entendía, luego empezaron a hacerse suposiciones, como siempre, bandos, locura, genialidad, los extremos primero, y no pasó mucho hasta que empezaron a unirsele adeptos, personas que corrían a su lado, todos, sin moverse del lugar, paulatinamente, los que eran unos pocos pasaron a ser muchos, despues, cantidades ingentes de gentes que corrían sin meta al lado del corredor inicial, medio mundo se unió a la causa, ¿a que causa?, cada uno tenía la suya, y eso era lo bello, lo hermoso, lo curioso. No tengo más información sobre esta historia que acabo de inventar, no tengo más papeles ni más datos, no existen conclusiones, excepto las vuestras,…y la mía.

Quiero creer, que se empezó a correr con la idea de que, si tienes un punto de apoyo, podrás mover el mundo…

¿Simple?, las grandes ideas suelen serlo.

 

…Mira a tu lado, encontrarás un punto de apoyo…

Anuncios

5 comentarios

  1. Pejooe said,

    Lo mejor que te he visto en el blog, me he trasladado a tu realidad inventada con cada frase. Que gustazo de viaje!!

  2. el viajero said,

    me ha gustado pero difiero en una cosa…

    el único punto de apoyo que tenemos está en nosotros… somos lo único con lo que contamos para el resto de la eternidad…

    lo que ahora puede ser un punto de apoyo externo muy sólido mañana puede moverse de sitio y hacernos caer, y tendríamos que buscar otro, otro y otro…

    y nunca terminaría la búsqueda!

    por eso es mejor apoyarnos fuertemente en nosotros, y simplemente , si lo deseamos, y de vez en cuando, descansar un poco en los demás, pero sin perder nunca nuestra verdadera base…

    un saludo, guitarrista ausente!!!!

  3. Niño Indigo said,

    gracias viajero, pero es solo un cuento, no una lección.
    🙂
    Un abrazo

  4. Anónimo said,

    todo esta ocurriendo AHORA¡¡¡¡¡¡¡¡

  5. Niño Indigo said,

    vale vale pero no te enfades anónimo!, encima es un anónimo, que canguelo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: