…la tarde en que me deshice…

junio 9, 2008 at 10:39 pm (...cuando uno siente...) (, )

Simplemente necesitaba salir. Fuera. Fuera de las cinco paredes, pero sobre todo, de la quinta, sobre todo, del techo, necesitaba salir, simplemente. No costaba hacerlo aparentemente, tan solo levantarme, andar a la terraza y ya estaba, simple. Pero primero tenía que darme cuenta de que necesitaba estar fuera, y eso fue lo más difícil.

Parto de la base de que soy una persona que, de alguna manera, ha dejado de serlo. Es imposible que pueda explicar esto así que no voy a intentarlo, tan solo acéptenlo. La inercia es poderosa en todos, y en mi no podía ser menos, y la inercia me arrastraba a una vida no exenta de maravillosos tesoros cotidianos, bendita cotidianeidad la mía, que estaba cargada de fuegos artificiales y sorpresas tras cada esquina. Pero supongo que hasta a Clart Kent su vida le parecería monótona tras 27 años de vuelos. Y yo, no, de esa manera, no vuelo, ojala.

Así que un día cualquiera, hoy, el cuerpo estaba intranquilo, como de costumbre, la mente estaba gritando, como de costumbre, los dedos buscaban la guitarra o un trozo de papel o cualquier cosa que las hiciera mover, como de costumbre, pero nada funcionaba, nada funcionó…como no era costumbre. Nada sació el hambre de lagrima, el hambre de crear, el hambre de tener hambre, nada me hizo sentirme un pelín saciado, nada parcheó, como me tenía acostumbrado, mis necesidades de volar sentado.

Y por que no era así como tenía que ser, no, hoy no, ahora no, esta vez…no. No era así y el cuerpo, que es sabio, se levantó, y la mente, que es idiota, no se percató de lo que tenía que recordar, ya no aprender, hasta que lo tuvo encima.

Cielo.

Todo.

Negro con puntitos brillantes, demasiado grande para un solo puntito de luz apagada en una terraza de luz apagada de una ciudad con poca luz.

Y eso era lo que tenía que recordar, que me había olvidado de ser, de ser un ser humano, me había olvidado, en la linealidad de mis días, fueran como fueran, se había borrado la sensación de ser, ya no de estar, que estaba, pero no era, y no era hasta hace unos minutos de estas palabras, todo eso antes de que el infinito cielo me recordara, que no soy nada,…y como de costumbre, mi estómago volvió a encabritarse, mi cerebro a aletear y volví a pronunciar, muy bajito por las horas, que a todo ese cielo le iba a demostrar, que existir, aunque sea siendo un puntito apagado, sirve para algo.

Ahí voy.

Anuncios

6 comentarios

  1. Anonimaescritura said,

    Sirve aunque a veces el cielo y el suelo se junten demasiado, quebrándote el cuerpo y las ganas de seguir respirando, mirandote muy de frente en el espejo sin caerte de la silla, si, claro que sirve cuando el aire no se clava en los dientes y avanza hasta hacer de ti un ser vivo, que no un ser humano, aunque igualmente irónico, “ser VIVO”… cuantos seres vivos no están vivos realmente… y si, como dice el gran Ismael Serrano “el hecho de estar vivo siempre exige algo”…

    Ahí vas… Dime, ¿ya has llegado?

  2. elasticgirl said,

    La mousse de vida chocolateada necesita de una pizca de rutina y cotidianeidad para que cuaje y se prolongue el sabor….Pero no más que una pizca…MUAC!

  3. Pejooe said,

    Lo importante es que aunque pequeña, eres estrella. Y no iluminas a todos, pero a los afortunados no veas lo bien que nos sienta.

    (esto….ehm….. el miércoles no vemos no?, el segundo partido lo vemos juntos no? salimos el finde no?… ilúminame con algún si anda)

  4. Niño Indigo said,

    Anonimaescritura: Ahí voy, espero nunca llegar, dicen que en la meta nos quedamos quietos retomando el aliento.

    elasticgirl: puntos de vista, a mi me gusta más el batido que la mousse. (otro muack)

    Pejooe: Si, sabes que soy un SI enorme. Bofetada tras bofetada. SI, siempre, SI.

  5. Lau said,

    Ahí vas, porque ir es empezar, y la conciencia se va alargando en luz y tiñendo en brillo, y no hay más que la conciencia de volver a ser, tal vez nunca habiendo sido.

    Un besote

  6. Alicia said,

    La presencia de cada ser humano en este planeta conforma un círculo sin fin, un dar y recibir (aunque a veces nos cueste dar y otras recibir), cada persona tenemos un cometido y, por muy divididos que nos quieran creer que estamos, estamos unidos por unidos por un lazo común: VIDA

    Cada uno de nosotras (las personas) conformamos un lazo, una cadena y si uno tira de ella, esta puede que ruede y se movilice…todas las personas somos importantes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: