…a quien pueda interesarle (otra vez)…

diciembre 23, 2008 at 12:39 am (Uncategorized)

A quien pueda interesarle…

Estoy enamorado de ti, si, de ti, solo, de ti. Ya se que no soy perfecto y que disto mucho de serlo. Ya se que hierro más que acierto, que siento más que hablo y que escribo más que digo. Ya se que no tengo alas para llevarte y que no soy lo que creías que era, nunca lo soy, jamás lo fui, jamás podré ser lo que cada uno quiere que sea, jamás seré quien quiero ser, quien soy. Pero estoy enamorado de ti, si, de ti, solo, de ti.

Me puse a escribir y me salió un soneto raro, me puse a tocar y un acorde desafinado que me sonó a gloria y a canción de amor y a banda sonora. No soy un embaucador, o…que diablos, si lo soy, adorno las verdades por que así las veo o…que diablos, así las siento. Siento que lo sientas pero me sigo perdiendo en tu abrazo, abrazo a cuatro brazos, me sigo perdiendo en el cuando me lo das y cuando lo recuerdo, y es que jamás recordé tanto, y aunque pueda enamorarme cada veinte minutos de mujeres, hombres, perros y farolas que alumbran perfectas calles perfectas en perfectos instantes, nunca sentí como a ti te siento.

Y se que sabes que soy ducho en esto de cartas de amor, y aquí me tienes, rebuscando entre las yemas de mis dedos para decir esto que siento de una manera jamás dicha,…y todos los caminos me llevan a un simple y perfecto “te quiero”. Por que no hay más, no puede haber más, no se inventó otra palabra por que era inútil intentar definirlo, por que otros antes que yo lo intentaron, otros mejores, otros que sentían más o menos, que sabían expresar más o menos, da igual,…todos, se quedaron en “te quiero”.

Recuerdo cuando escribía alguna carta de amor y quedaba satisfecho, cuando firmaba y releía sonriendo sabiendo que había dicho lo que había sentido. Ahora me doy cuenta, de que aquello no podía ser amor, por que expresar esto que ocurre no es posible en palabra, no es posible con mi guitarra ni con mi lienzo ni con mi mirada. Sería como abrir un tronco sin romperlo, entender primero que hay anillos entre los anillos, pequeños, casi invisibles, poder sacarlos como hilos de oro vivo y sonreír escuchando lo que sienten recordando su pequeño fragmento de historia.

Es como…que se yo.

Es como tú a mi lado, como yo al tuyo. Es como el silencio al que no me estoy acostumbrando, es como una mirada furtiva, una historia que yo no inventé, un guión que se me escapa de las manos.

Es como, es como, es como….simplemente es.

Releyó lo que había escrito y entendió que era la peor carta de amor jamás escrita, simple, llana, lejos de la intención primera de su impulso. Pero sonrió, sonrió por que jamás fue tan sincero y sonrió por que entendió que la verdad era muy simple y por que ella debía entenderla en su preciosa simplicidad. No se trataba de buscar perdón, no se trataba de redimirse ni de pedir clemencia. Se trataba de que ella supiera, simplemente, que él la quería tanto como para sonreír con su punto y final, levantarse de su silla, abrir la ventana y dejarse caer para volar hasta ella.

No le juzgues, …todavía nadie ha estado tan enamorado como él, para poder entender como el lo hizo,

… por que siguen intentando volar sin alas.

Anuncios

1 comentario

  1. Alicia said,

    Cierto, muy cierto.

    A veces nos complicamos la vida y es muy sencillo decir toda la verdad y nada más de la verdad que sentimos, y eso se manifiesta en el miedo a volar y dejar fluir.

    Gracias por el escrito sentido, en el día de hoy me haz dado ánimos sin quererlo!

    abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: