Sir Beloved Sinsonante

noviembre 11, 2009 at 4:20 pm (...sobre el amor y otras cuestiones...)

Disculpe usted la osadía, e incluso el desatino,

Pero cada vez que he coincidido con usted en aceras, parques o bares,

He creído ver que me veía, con esos ojos de copa de pino,

Y mi corazón se inventó que podría ser o será, el arte y aparte,

Aunque ya no bebo vino, mi cristalino se volvió más fino,

Al creer, no se si por utopía, que no sólo me veía, sino que también me miraba, aunque,

Y aquí viene el sector textual supino,

No se si me miraba por nada o intentaba que nada pareciera que pasaba cuando en realidad si que ocurría que en esos ojos que nada expresaban se escondía el todo que mi alma interpretaba.

Si, ya sé que me fui por las ramas, y que me lié cual pulpo en Sabana,

Pero no puedo más que perderme en frases desacompasadas cuando me toca hablar de la locura de sus miradas.

 

Así pues, disculpe usted la osadía, e incluso el desatino,

Si le propongo estar juntos de por vida y amarnos a mares,

Con tan solo la pista de aquellas miradas regaladas en esquinas,

Si es un “no” lo vería lógico, racional, humano,

Pero un “si” sería tan hermosamente inesperado que no se si esperar sentado,

O directamente inventarme que ese “si” ya ha sonado y empezar mi vida con usted,

Aunque usted todavía no haya contestado.

 

Terminar diciendo que la amo, desde antes de aquellas miradas,

Desde que de pequeño soñaba con una mujer perfecta, en curvas, líneas y rectas,

Desde que de pequeño quería una mujer que al mirarme me obligara a sentarme,

Y escribir sonetos sin rima.

 

Un saludo…

 

Sir Beloved  Sinsonante

Anuncios

Permalink 3 comentarios

…a quien pueda interesarle…

diciembre 19, 2008 at 12:01 am (...sobre el amor y otras cuestiones...)

escribir lo que más le interese leer

Permalink 3 comentarios

…Sensación comprometida (o amor)…

noviembre 18, 2008 at 12:31 am (...sobre el amor y otras cuestiones...) (, , , )

Decidí llamarla diente de león, porque volaba más que andaba. Quería evitar los romanticismos típicos de una sensación como aquella y me separé de los libros de Benedetti desordenados sobre mi mesa, eludí también los cuatro arpegios que tan buenos resultados me habían dado en el pasado y simplemente sentí sentirla.

No pensaba caer en los clásicos desayunos en la cama, los detalles tan manidos de abrirle la puerta o ayudarla a saltar un charco para evitar que se mojara el pie de su vestido. Borré todas las canciones de amor de la biblioteca de mi ordenador, me prometí no soltar ni un solo “te quiero” y me esforzaba casi por no rozarla. Quería que aquello fuera especial.

Al cabo de unos días…me dejó.

Y es normal, porque soy idiota, porque tengo un cerebro en el corazón y un congelador en la cabeza. Y así me va, en el amor, que no llamo amor sino sensación comprometida, en el trabajo, en el que la pasión me parece una vía hacia el error. Y en la amistad. Mis amigos jamás entendieron la manera que tenía de amarles, desde la distancia y el silencio, nunca hicieron nada por comprender que les quería como se debe querer, sin fuegos artificiales ni gastos extra, sino con la sobriedad que un sentimiento tan comprometido se merece. Jamás les llamaba, porque una vez leí que la inducción a la creencia en un sujeto de un interés excesivo puede llevar a un sentimiento de poder y una consecuente pérdida de afecto por desgaste. Un buen libro, lo escribió un Doctor, Doctor Wellheiss creo que se llamaba, una eminencia en sociología y doctor en ciencias humanas por la Universidad Alemana, fundador de la teoría de separación de los cuerpos emocionados en 1875. Murió solo tras un largo alcoholismo. Muy dignamente.

Pero por más que intento hacerme comprender más me hundo en el desánimo de que este mundo no está a la altura de mis convicciones en lo referente a las emociones. Para que besar si un silencio está plagado de matices. Para que hacer apología de la preocupación cuando alguien que te quiere sabe que estas pensando en él. ¿Para qué tanto desgaste?. Nos necesitamos porque nos hacemos necesitar, nos embelesamos en la propaganda de que no podemos sobrevivir sin este o aquel. Y no es verdad. Yo estoy feliz tal y como estoy. Mi casa, mis libros, mi música, mi, mi, yo. Yo, en mi mismo, soy un conglomerado de células…realmente me sobra compañía conmigo mismo. Es más, incluso estas palabras que han de ser leídas por alguien en alguna parte, sobran, porque pueden parecer que tiro un cabo para ser rescatado de una tormenta que no existe…así que…seguiré en mi silencio repleto de sonidos…

Permalink 8 comentarios

…mierda de post, pero quería hablar…

noviembre 4, 2008 at 11:12 pm (...sobre el amor y otras cuestiones...)

Bien es sabido que la vida no es del todo justa, entendiendo por justicia, simplemente, sin darle más vueltas, que a los que se merecen el bien, ya sea por ignorancia, por sus actos desinteresados, o por moverse llanamente por amor en oferta, les ocurran cosas buenas, y entendiendo cosas buenas, también de manera simple, que puedan evitar lo más posible el llanto por desgracias que les desgarren.

Pero bien es sabido, entendiendo lo entendido por justo y bueno lo ya dicho, que esta vida no es así. Y la mayoría de las veces me esquiva esa realidad, o me pasa de largo mientras converso por el móvil, o se me topa delante mientras pienso en no pisar aquella mierda de perro. Pero hoy no.

Lloro agua, mezclada con miles de pequeñas cositas que un biólogo no dudaría en apuntar al instante. Lloro hoy por ti y por ti, aunque no creáis que debiera hacer eso por nadie, ya que nadie lo ha pedido. Pero lloro gratis, aprovecha la oferta, lloro agua de luna, agua congelada, lloro por que es agua lo que lloro, por que lo blando gana a lo duro, por que el agua quita cualquier mancha, lloro por que de agua son los besos y los besos de agua quitan todas las manchas.

Pero me deshidrato y sonrío al mismo tiempo, es de esas mezclas perfectas, como un sandwich mixto, donde el jamón no es nada sin el queso, y viceversa. Sonrío mientras lloro para que las gotas de agua tarden más en caer por mi barbilla y se diviertan surcando la comisura de piel que crea mi boca extendida, bien es sabido (de nuevo) que una lagrima que se ha divertido no es la misma que salió de un lacrimal por motivos contrarios.

Hoy me emocionan las papeleras, las verdades de las gentes, me emocionan sus desnudos y sus poses, me emocionan las emociones a flor de piel, una señora que corre por que se le escapa la guagua, la última sonrisa antes de una pequeña despedida de unas cuantas horas. Me emociona un anuncio de televisión que no me creo, pero que me quiero creer. Me emociona querer emocionarme, como si el cable que une mi corazón, mis vísceras, las palmas de mis manos, mi mente y los ojos, se lubricara con las primeras gotas del invierno haciéndome encantadoramente bucólico.

El mundo no es justo, que va, dista mucho de serlo, quizá eso haga que yo pueda emocionarme, que pueda inundarme de indignación y motivarme a cambiar algo,…que el mundo sea injusto y las vidas de hermosos seres sean desgraciadas, puede que me haga moverme y crear…pero, …

preferiría estar quieto…

sería más justo

Permalink 5 comentarios

…52 Semanas…

noviembre 22, 2007 at 12:55 pm (...sobre el amor y otras cuestiones...)

…y hay quien dice que toda una vida es un suspiro para el universo, yo siento en multiverso, gracias a un amplificador de sensaciones que me encontré en el norte y que me hizo encontrar mi norte, hace ya, 52 semanas.

Y parece que fué ayer, no se en que momento nuestro amor se hizo más grande que ella y yo puestos en vertical, no se cuando ni como ni donde empezamos a ser indispensables el uno para el otro, pero lo cierto es que sucedió, y que sigue sucediendo también es cierto, y que ansiamos que siga ocurriendo, y que alcance cotas inimaginables, eso también bien cierto es.

No quería abundar en palabras para expresar este sentimiento inexpresable, la narración tiene un limite, y ese, es sin duda, el amor que nos profesamos, ella y yo, yo y ella.

En asuntos de amor los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca.

…y es que el amor es la poesía de los sentidos…

(y aqui terminan los posts cursis, éste tenía que hacerlo)

Permalink 8 comentarios

noviembre 14, 2007 at 1:47 pm (...sobre el amor y otras cuestiones...)

lazo-negro.gif

Carmita

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“nada se pierde, todo se transforma”

Permalink 4 comentarios

…Un mundo…

noviembre 14, 2007 at 9:12 am (...sobre el amor y otras cuestiones...)

somos

Hace poco tiempo, un singular personaje de youtube propuso una hermosa idea, integrarnos con un simple gesto para sentirnos de nuevo en un solo mundo. La idea, simple, una palabra, un mensaje, escrito en la palma de la mano.

Ésta era su propuesta:

Y esto lo que consiguió:

Y es que Saramago dijo que hoy en día existen dos superpotencias en el mundo, una es Estados Unidos, y otra somos nosotros, la opinión pública.

Bendita pequeña gran superpotencia

Permalink 2 comentarios

…El ritmo de las palabras…

noviembre 8, 2007 at 11:36 pm (...Relatos..., ...sobre el amor y otras cuestiones...)

Bocanada, larga expiración, leve pensamiento y meto primera, arranco con palabras un poco lentas, de las que se pronuncian despacio, voy construyendo lentamente un ritmo que me haga pasar a segunda, y ahí bajo la ventanilla, que ya empieza a refrescar el aire, dejo que el texto camine solo, que nada cuente, que solo se mueva, no tengo más intención que dar un paseo, pero la vía es infinita, con curvas largas e inventadas, así que meto tercera y aprieto menos los dedos, que vuelen de un lado al otro, me río levemente y dejo que el aire me despeine, los postes que pasan a mi vera van generando un ritmo, y yo, lo acompaño con algún que otro sonido hasta meter cuarta, cuando ya surgen los violines y me doy cuenta de que ni siquiera recuerdo a donde voy, y al instante se que no se a donde voy ni que a donde voy quiero saber, tan solo correr, y despegar cuando llegue a la velocidad adecuada, meto quinta, sexta, séptima y octava, me invento un nuevo número para una nueva velocidad que me haga elevarme, despacio, y subir hasta donde Newton no tiene razón, donde la manzana…no cae…y quedarme ahí, levitando unos segundos, breves, de aquello que está despues del silencio, para lo que no hay palabra, y volver a caer, acelerar sin remedio y llegar al suelo pisando a fondo el freno.

Paro.

 

La mayoría de las veces no me hace falta saber a donde voy para caminar,…eso…,no pregunten por que…me hace feliz.

Y eso me basta.

Permalink 3 comentarios

…Son…

septiembre 2, 2007 at 9:19 pm (...Relatos..., ...sobre el amor y otras cuestiones...)

Son de cruces, son de espacios, son de bruces, así son, así son mis sones.

Son de visitas de cuarto de hora, son de transporte público, así son.

De puente, de risco. Así es, no tengo otro. Pero este que tengo, este que es solo uno y solo mío, como cambia, como afina, como suena cuando camino, como acalla cuando dormilo, como vibra el condenado cuando lo aparto a un lado e improviso otra melodía, así es, agua fría, no tengo otra y si la tuviera no sería mía, por que mi son es de campanas mojadas, de pasos de arena, de frutos salados, de noches que duran hasta que rompe el día.

 

Cuando acabe el compás, no me cerréis tras los telones, que alguien grite un redoble, para morir con un platillo y que así mi son sea, son de sones.

 

Permalink 1 comentario

…S de momo…

julio 27, 2007 at 12:28 am (...sobre el amor y otras cuestiones...)

(leer en Canario :D)

A veces solo tengo ganas de escribir, solo ganas de estar solo y escribir sobre lo solo que estoy, no solamente para asolarme sobre mi soledad, tambien para saber recordar con más soltura, la suave sensación de sentirme salvado por tú sonrisa.

Sabia, sensual, espesa; tu ser siega mi sed. Socarronas, sibilinas y sucias; quedan las sabanas tras las salvas de un sabado soñando silbidos de viento entre soberanos sauces.

Santa serenidad, santa cirugía al alma que acepta mi solicitud para sondear tu sendero,  cientos de salmos son solo citas sin sentido alguno para un ser que sabe que ama y que besa y que pulsa y que sierra astillas en almas y que cierra ventanas sin vistas al mar.

A veces solo tengo ganas de decirte, solo ganas de no estar solo y solo es no estar sentado a tú lado.

Lo sé,

Te sé,

…SeamoS…

Permalink 2 comentarios

Next page »